Consejos

Sandía: los beneficios y daños de las calabazas para el cuerpo humano


La sandía no solo es una baya muy jugosa y sabrosa, sino también un valioso producto alimenticio, cuyo uso puede aportar grandes beneficios a la salud humana. Por lo tanto, las propiedades beneficiosas de los frutos de esta calabaza son ampliamente utilizadas por la medicina tradicional para muchas enfermedades.

Los beneficios para la salud de la sandía

Los beneficios de la sandía madura y cultivada adecuadamente son invaluables. La pulpa de la baya es inusualmente rica en una cantidad significativa de ácido fólico. Esta sustancia puede tener un efecto positivo en los procesos de formación de sangre y estabiliza los procesos bioquímicos en el cuerpo. Una cantidad suficiente de hierro hace que la pulpa de sandía sea útil en el tratamiento o prevención de la anemia por deficiencia de hierro.

La sandía será muy útil tanto para mujeres embarazadas como en período de lactancia, y el alto contenido de líquidos tiene un efecto positivo en la lactancia, aumentando así la cantidad de leche materna. Además, la rica composición química permite el uso de sandías en la dieta de personas con Los siguientes cambios patológicos y enfermedades:

  • algunas formas de diabetes;
  • artritis y gota en remisión;
  • cambios ateroscleróticos;
  • formas crónicas y crónicas de gastritis;
  • enfermedad de la vesícula biliar;
  • enfermedad del higado
  • enfermedad cardiovascular;
  • urolitiasis;
  • hipertensión arterial;
  • hemorragias nasales frecuentes.

La pulpa de sandía es un excelente colerético y diurético, y también ha demostrado su eficacia en la prevención de la hipovitaminosis. Sabiendo cuántas bayas maduras se pueden consumir, se pueden prevenir muchas enfermedades.

Propiedades útiles de la sandía

Los beneficios de las semillas, las cáscaras y el jugo de sandía.

Entre otras cosas, las semillas de sandía también tienen propiedades curativas, que en sus cualidades no son inferiores a las semillas de calabaza y se usan para sangrado, procesos inflamatorios severos, hepatitis o ictericia. Ayudan a reducir efectivamente el calor y aliviar las condiciones febriles.

La pulpa de sandía, complementada con semillas trituradas, también se usa ampliamente en cosmetología para la preparación de productos antienvejecimiento, y las costras frescas ayudan a reducir los dolores de cabeza y aliviar los ataques de migraña. El jugo de sandía prácticamente no contiene sales y ácidos naturales, que característicamente difiere de la mayoría de los cultivos de frutas y bayas. Su uso le permite eliminar toxinas del cuerpo, ayuda a limpiar el hígado y restaura perfectamente la microflora intestinal.

Sandía: daños y contraindicaciones

En algunas enfermedades crónicas y condiciones patológicas, las sandías pueden causar daño, y su uso está contraindicado y se puede hacer con mucho cuidado y solo después de consultar a un médico. Es absolutamente imposible usar pulpa de sandía en los siguientes casos:

  • en presencia de cálculos grandes e impenetrables en los riñones o la vejiga;
  • con violación de la salida de orina;
  • con diarrea severa;
  • con exacerbación de colitis.

Con mucho cuidado, debe tratar el consumo de calabazas con violaciones graves en el tracto gastrointestinal. En la infancia, debe limitarse a una sola porción de 100 g. producto, lo que reducirá el riesgo de sobrecarga del tracto gastrointestinal. La lactancia materna no se recomienda en absoluto.

Para activar los procesos de crecimiento y ganar mucho peso rápidamente, los cultivadores de melón sin escrúpulos a menudo usan sustancias que pueden acumularse en la baya en forma de nitratos. El uso de tales productos es la causa de una intoxicación grave, por lo que al comprar sandías debe ser extremadamente cuidadoso. Los primeros signos de intoxicación pueden ser letargo, náuseas y vómitos.. En este caso, se recomienda buscar ayuda médica.

Composición y contenido calórico de la sandía fresca.

El contenido calórico de 100 g de pulpa de sandía fresca es de solo 27-37 kcal. La composición incluye 0,7 g de proteína, 0,1-0,2 g de grasa y 5,8-8,8 g de carbohidratos. La baya madura se caracteriza por un índice glucémico bastante alto: 75 unidades. La proporción de proteínas, grasas y carbohidratos es 1: 0.1: 8.3. La composición química principal de la pulpa de una calabaza popular y sabrosa es rica en vitaminas, macrocélulas y microelementos.

Cómo hacer una máscara de sandía

Vitaminas contenidas en 100 g de porción comestible:

  • "A" - 17 mcg
  • Betacaroteno - 0.1 mg
  • "B-1" - 0.04 mg
  • "B-2" - 0.06 mg
  • "B-6" - 0.09 mg
  • "B-9" - 8 mcg
  • Ácido ascórbico - 7 mg
  • "E" - 0.1 mg
  • "PP" - 0.3 mg
  • Niacina - 0.2 mg

Macronutrientes y oligoelementos contenidos en 100 g de la parte comestible:

  • Potasio - 110 mg
  • Calcio - 14 mg
  • Magnesio - 12 mg
  • Sodio - 16 mg
  • Fósforo - 7 mg
  • Hierro - 1 mg

Además, la pulpa de las sandías contiene una cantidad suficiente de carbohidratos digeribles en forma de almidón y dextrinas, monosacáridos y disacáridos, aminoácidos esenciales. Un par de trozos de sandía contiene la mitad de la tasa diaria de ácido ascórbico.

Sandía salada, remojada y en escabeche

Encurtidos, encurtidos y encurtidos son métodos populares de cosecha en nuestro país. Las sandías se utilizan en todos los métodos anteriores, y el contenido calórico de tales productos no es mucho mayor que los valores nutricionales de la pulpa de bayas frescas. A diferencia de las bayas frescas, la carne procesada tiene varias ventajas. La composición de la sandía salada y las bayas remojadas incluye ácidos clorhídricos y una cantidad significativa de fibra dietética. Las sandías agrias y remojadas también son ricas en cobre, cobalto, molibdeno, cloro, zinc y azufre.

La fermentación se lleva a cabo en una solución salina al 3%, seguido de almacenamiento a una temperatura no superior a 4-5 ° C. El cultivo de melón agrio tiene un sabor agridulce muy agradable y retiene perfectamente el aroma de cualquier hierba agregada. Puedes fermentar el cultivo en cualquier etapa de madurez, que no reduce por completo el sabor y el valor nutricional del producto resultante.

La cosecha de calabazas en escabeche no solo es sabrosa, sino también muy saludable. El contenido calórico de la sandía en escabeche es de aproximadamente 40 kcal por cada 100 gramos, lo que le permite atribuirse a la categoría de productos dietéticos y usarse si se desea para reducir el exceso de peso.

Sandía: daño al cuerpo

Los beneficios de las sandías cultivadas de forma independiente o compradas a productores de melón son invaluables. El uso regular ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y será una buena manera de prevenir muchas enfermedades graves. Entre otras cosas, las bayas se pueden cosechar para el futuro y disfrutar de su sabor casi hasta la próxima cosecha.